Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 9 marzo 2018
La lección de una triatleta como Julie Moss fue la razón de la 'explosión' mediática del Ironman de Hawaii desde 1982

"Una voz interior me dijo que si acababa mi vida sería diferente para siempre"

 

El Ironman de Hawaii nació en 1978 como resultado de una loca apuesta lanzada por el marine John Collins. Era un desafío para unos pocos hasta que una mujer en 1982 le dio un inesperado impulso. La 'explosión' mediática de la prueba de Kona tuvo como protagonista a Julie Moss tras una épica y extenuante imagen de pelea ante la cruda realidad que suponía acabar el Ironman.

 

 

 

 

Las mujeres mueven el mundo y Julie Moss puso al Ironman de Hawaii a correr por todo el mundo como un objetivo de miles de deportistas de todo el mundo. Su lección de pelea, sacrificio, unido a una inquebrantable capacidad para no rendirse llegó al corazón de medio mundo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mes de octubre de 1982 el Ironman de Hawaii 'vendió' su épica al mundo a través de una mujer que se enfrentó al infierno con una valentía extraordinaria. A sólo 200 metros de la meta su depósito de energía se agotó, su cuerpo dijo basta pero su mente se resistió a rendirse. Decidió acabar como fuera. Andó, cayó, se levantó, gateó, reptó, miró al mundo con los ojos perdidos, asustó por su agonía...y logró pasar la meta. Renunció a que la ayudaran y quiso llegar a la meta por su propio pie, rodillas o manos. Gateando o andando, pero sola...Y lo consiguió.

 

 

 

[Img #27772]

 

 

 

 

Una lucha que motivó a medio mundo

 

 

[Img #27774]

Esa pelea fue difundida a todo el mundo y se convirtió en un mensaje imparable de motivación. "Sé que mucha gente me vio como un símbolo. La gente me señaló como un  ejemplo. Se dijeron, si ella no renuncia yo también puedo superarme, no rendirme. Se puede llegar tan lejos como quieras", reconoce orgullosa Julie Moss.

 

 

 

 

La legendaria triatleta recuerda todo loq ue se le pasó por la cabeza en esos momentos: "Mientras estaba tirada en el suelo, rodeada de gente y cámaras grabando, pensé en gatear. Creía que si gateaba y llegaba a la meta podría esconder mi humillación. Sólo pensaba en poder acabar y que todo el mundo me dejara en paz. De repente, algo se apoderó de mi, nunca me había pasado,  de mi interior surgió una voz. Esa voz ahora le digo al resto de mujeres que es la maravilla interior. Me dijo que no podías rendirte, no podía perder. Era una fuente de motivación que no sabía que existía. Me convenció de que si acababa la vida sería diferente para siempre".

 

 

 

 

[Img #27773]

 

 

 

Mark Allen se convenció gracias a Julie Moss

 

 

 

El Ironman de Hawaii estará eternamente agradecida a esa voz interior que guió hacia la meta a Julie Moss, ya que consiguió un impacto brutal en todo el mundo. Se la identificó como el ejemplo de lucha que se tomó como propio por parte de cientos de miles de personas

 

 

 

De hecho, hasta el legendario Mark Allen (6 veces ganador en Hawaii) reconoce qud decidió probar en Kona tras ver ese ejemplo de pelea. En 1985 la participación de multiplicó por cuatro y ya era imparable se evolución, pero todo empezó con una mujer que decidió gatear para estar toda la vida de pie.

 

 

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress