Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 7 febrero 2018
Faris al Sultan, entrenador del vigente campeón en Hawaii, considera que los profesionales deben ser fuertes mentalmente sin necesidad de ayuda externa

"Si necesitas trabajar con un psicólogo, es mejor que te dediques a otro negocio"

Faris al Sultan es el último romántico del triatlón de larga distancia. El que fuera campeón del Ironman de Hawaii en 2005 con su estética retro con bañador en la bici y la carrera mientras todos sus rivales competían con los trimonos [Img #27352]más avanzados, ahora es entrenador del vigente campeón de Hawaii, Patrick Lange, y maneja una filosofía de entrenamiento que choca frontalmente con los actuales parámetros.

 

 

 

Una de sus premisas para reconocer a un buen triatleta se refiere a su capacidad mental y se distancia de aquellos que recomiendan la ayuda de los psicólogos para mejorar el rendimiento: "No soy amigo de ese tipo de ayuda. Conozco algún caso de un triatleta que ha cosechado éxitos tras trabajar con un psicólogo, pero yo soy de los que piensa que si necesitas un psicólogo es que no vales para la alta competición. La base de un triatleta profesional es que sepa enfocar su mente en la competición. Si no es capaz de conseguirlo, lo mejor es que se dedique a otra cosa. No pinta nada en este negocio. El entrenador es que que debe trabajar sobre el estado mental de su pupilo".

 

 

 

Entrenador por whatsapp

 

 

En esa línea se enmarca la anécdota que ha contado en más de una ocasión Patrick Lange. El día que conoció a Faris al Sultan y le preguntó si le entrenaría para poder ganar algún día en el Ironman de Hwaii, el entrenador le espetó que un tipo como él "jamás ganaría en Kona". Ese desprecio buscaba bajarle los humos al triatleta alemán y motivarle. Algo que consiguió como quedó demostrado el pasado año con el primer triunfo de Patrick Lange

 

 

 

[Img #27353]

 

 

 

A pesar de que Faris Al Sultan rezume aroma clásico en su relación con sus pupilos, se apoya en la tecnología para transmitir sus planes de entrenamiento: "Suelo mandar cada entrenamiento por whatsapp y a través de ese medio espero la respuesta del triatleta. No trabajo con 40 triatletas, sólo con tres porque no podría enfocarme en tantos deportistas. Así me puedo organizar y aportar entrenamientos efectivos".

 

 

Fuente: Welt.de

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress