Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 4 enero 2018
El récordman de la franquicia ironman (7:40.23) muestra la impactante imagen de cómo ha quedado su cabeza tras quitarle cuatro tornillos que mantenían fijo el halo que llevaba sobre sus hombres

Tim Don se quita un peso de encima

Tres meses ha estado Tim Don, el récordman de la franquicia ironman con 7:40.23, unido a un incómodo y peculiar aparato denominado Halo que le inmovilizaba en cuello. Este artilugio 'infernal' era imprescindible para conseguir enderezar una lesión que se produjo mientras entrenaba en Hawaii en bicicleta unos días antes de participar en el Ironman de Hawaii.

 

 

 

Ese día fatídico en Hawaii un vehículo arolló al triatleta británico y el resultado fue  la fractura de una vértebra (C2). Durante casi 90 días ha tenido que vivir con esta armadura sobre sus hombros y hoy ha publicado un vídeo en su cuenta de twitter en el que muestra cómo ha quedado su cabeza tras quitar los tornillos que sujetaban el halo.

 

 

 

 

 

 

Del mismo modo que una escayola sujeta un brazo o pierna fracturados en su sitio, un "halo" provisto de chaleco sujeta o mantiene la cabeza y el cuello en su sitio tras una lesión de la columna vertebral para que los huesos de la columna, o vértebras, cicatricen correctamente. Este aparato ortopédico permite a las personas que hayan sufrido una lesión en la columna o que se estén recuperando de una intervención vertebral andar, desplazarse y participar en muchas actividades habituales sin tener que estar confinados a una cama durante el proceso de recuperación.

 

 

 

¿Qué es un halo?

 

El halo recibe su nombre por la corona o aro metálico que rodea la cabeza, recordando a un halo angelical. El aro, que mantiene la cabeza fija a un nivel y en una postura hacia delante, se ajusta a la cabeza mediante pequeños tornillos. [Img #26929]Para evitar que el halo se mueva en cualquier dirección, varias barras verticales lo conectan a los hombros del paciente y el halo se fija a un chaleco. El chaleco (habitualmente hecho de plástico o yeso, como las escayolas), se coloca alrededor del cuello, sobre los hombros y hasta el ombligo. Por dentro, esta recubierto de un material blando o mullido, denominado forro interior, para que resulte más cómodo y para evitar irritaciones cutáneas. Si se coloca correctamente, el halo mantiene la cabeza y el cuello de la persona completamente inmóviles o fijos, incluso cuando la persona se mueve.

 

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress