Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 16 diciembre 2017
El cardiólogo y deportista de trail Darío Sanmiguel Cervera, analiza el peligro para la salud de ciertas prácticas que llevan a cabo profesionales como Chris Froome

"La deshidratación en combinación con altas dosis de Salbutamol es una mezcla explosiva y podría haber tenido graves y letales consecuencias"

Darío Sanmiguel Cervera, deportista corredor de Trails y Médico E[Img #26745]specialista Cardiología además de responsable de la Unidad de Salud Deportiva del Hospital 9 Octubre de Valencia, ha escrito un artículo en su página de Facebook en el que advierte del grave riesgo que tienen ciertas prácticas que usan deportistas de elite como Chris Froome que pueden llevar, incluso, a la muerte.

 

 

 

 

 

 

FROOME CONTRA FROOME: GANAR O MORIR

 


Saltan las alarmas con un nuevo caso de doping, en este caso el indiscutible número uno del ciclismo Chris Froome. Los medios de comunicación y la opinión pública centran toda la atención en el probable consumo de una sustancia que podría suponer un caso más de dopaje, atentando finalmente contra los principios y valores del deporte de competición. Nos quedamos con la cáscara de un problema más complejo. 

 

 

 

[Img #26743]


 

 

Mi visión como galeno o médico muy vinculado con el deporte difiere o se aleja de los juicios de valor. Cada uno es responsable de las decisiones hasta un punto y nunca el fín justifica los medios.

 

 


Hay dos premisas inviolables para los médicos relacionados con el deporte y que también debemos compartir con el resto de compañeros profesionales del ejercicio. Por este orden de importancia son:

 

 


1-LA SALUD Y SEGURIDAD DEL DEPORTISTA POR ENCIMA DE TODO

 

 


2-MEJORA DEL RENDIMIENTO DENTRO DE UN MARCO LEGAL Y ETICO

 

 


A partir de ahora me voy a centrar en la premisa 1, porque de la 2 se está hablando sin parar. Hablaremos de Chris Froome, de su historia. Ya nos vamos acostumbrando a que detrás de un gran deportista salpicado por dopaje hay una historia de superación tras una grave enfermedad. Una historia que a veces no deja ver lo que hay detrás y nos deja anonadado.

 

 

 

[Img #26739]

 

 

El caso de Chris en sus inicios en cuanto al rendimiento en competiciones, allá por el 2007, no destacaba especialmente por sus resultados. Una vez en las filas de su actual equipo, el Sky, el salto de calidad y resultados fue increíble. Dos situaciones médicas intentaron dar parte de la explicación a sus logros. Contrario a la mayoría [Img #26746]de deportistas que muestran una progresión lógica en su rendimiento, el salto de Froome fue similar al de unos pocos deportistas con mejoras llamativas en un breve período de tiempo y que finalmente con el tiempo se ven implicados en casos de doping.

 

 

 

La primera situación fue una endémica enfermedad parasitaria que afecta sobre todo a personas que viven y viajan a África, la “Esquistosomiasis”. Curiosa historia porque Chris nació en Kenia y parece ser que en una de sus visitas posteriores, una vez era ciclista profesional, se infectó con el parásito. Lo sospechoso es que el tratamiento, además de emplear antiparasitarios, en ocasiones se combina con un fármaco o sustancia anabolizante como son los corticoides.

 

 

[Img #26744]

 

 

No deja de ser un historia con unos buenos argumentos, Kenia y el empleo de una sustancia dopante para el tratamiento complementario de una enfermedad parasitaria. La segunda situación médica es la pérdida espectacular de peso. De los 75 kg para sus 1,85 m de altura, pasa a 67 kg. Una vuelta de tuerca más para enlazar con la siguiente historia. Desde el punto de vista médico es de difícil explicación como bajar 7 kg sobre una IMC de partida tan bajo, algo subrealista. La explicación que en ese momento da el responsable médico (Dr Palfreeman) es el empleo de una nueva arma para la mejora del rendimiento, la llamada “deshidratación controlada”. Algo que no deja de suponer una grave agresión para el cuerpo humano.

 

 

 

[Img #26741]

 

 

 

Competir con ciertos niveles de deshidratación es extremadamente peligroso y puede resultar hasta letal. El cuerpo médico explica como lograr esas condiciones con entrenamientos que rozan la tortura, reduciendo la ingesta de líquido y lo peor, como enmascarar, atenuar y e[Img #26742]ngañar a los síntomas de la deshidratación (sed, dolor de cabeza, fatiga...). Utilizan fármacos y sustancias no dopantes para

combatirlo o contrarrestar esos síntomas como los enjuagues de mentol (eliminar sensación sed), analgésicos tipo paracetamol o incluso antidepresivos.

 

 

 

Justo en ese punto atentamos los galenos contra la primera premisa, la seguridad y salud del deportista. A partir de ahí lo que ustedes ya conocen. Saltan las alarmas al constatar niveles elevados en orina durante una competición de Ventolin (Salbutamol), por encima de las niveles-dosis permitidas. Nos quedamos otra vez con la cáscara, pero utilizar esta sustancia en grandes dosis podría ser tóxica o tener graves efectos secundarios como arritmias cardíacas, descenso del potasio en sangre.... ser hasta letal. Más que nada porque uno de sus argumentos utilizados son que su situación de deshidratación aumenta los valores en sangre de Salbutamol a pesar de haber consumido las dosis legales.

 

 

 

Sin entrar en ese galimatías solo decir que la deshidratación en combinación con altas dosis de Salbutamol es una mezcla explosiva y podría haber tenido graves y letales consecuencias no solo con Chris, si no que podría provocar un accidente o caída involucrando a otros competidores. De cara a la galería el máximo villano, responsable y culpable es el deportista. Mi opinión es que el deportista no tiene ni los conocimientos ni a veces toda la información del precio que puede suponer la victoria. Volvemos a la primera y más importante premisa. Al margen de si es o no un caso de dopaje, hemos cruzado una línea muy peligrosa. Los profesionales de la salud y el ejercicio debemos garantizar y velar por la seguridad de los deportistas por encima de todo.

 

 

Fuente: Facebook Darío Sanmiguel

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress