Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sábado, 30 septiembre 2017
Vincent Luis, reciente ganador en la Gran Final de Rotterdam, explica las exigencias de la elite y cómo se paga hasta el más mínimo error

"En la elite hasta saltarse una sesión de fisioterapia te pasa factura"

Vincent Luis resurgió entre la elite del triatlón en la Gran Final de Rotterdam tras una travesia en el desierto. el triatleta francés llevaba un año muy duro en cuanto a lesiones, falta de confianza y el peso psicológico que arrastraba tras lo que considera un "fracaso en los Juegos Olímpicos". El galo reconoce que entre los mejores del mundo todo cuenta y pasa factura: "Llegue a dudar de mis posibilidades como triatleta. Tras los Juegos, que supusieron un fracaso para mí al ser séptimo, no medí bien el impacto del entrenamiento sobre mi cuerpo. No administré bien el tiempo de recuperación, hice viajes que no debía hacer y no me hice los análisis que necesitaba para conocer mis niveles. Me acomodé a una rutina pero cuando entrenas 35 horas a la semana para estar adelante en la elite tienes que cuidar hasta el más mínimo detalle.  Por ejemplo, no se puede hacer 8 [Img #25814]minutos en lugar de 10 de crioterapia porque me estoy quedando frío. Esos errores que cometí yo seguro que otros no lo hicieron y cuidaron hasta el más mínimo detalle al milímetro. En la elite hasta saltarse una sesión menos de fisioterapia te pasa factura"

 

 

 

 

 

 

 

 

Los errores de planificación hicieron cambiar los planes al francés: "Después de eso decidí cambiar, prestar mucha más atención a la recuperación y competir menos. Paré a descansar, entrene sin la presión de la competición y preparé mejor la gran final de Rotterdam. El resultado fue el triunfo".

 

 

 

 

[Img #25815]

 

 

 

Un tema recurrente con Vincent Luis. El francés ha manifestado e reiteradas ocasiones que quiere entrenar específicamente para correr un 5.000 o un 10.000 y conocer su potencial en ese deporte: "Es verdad que me encanta el atletismo y quiere probar mis límites en la pista. Seguiré enfocado en el triatlón pero tengo muchas ganas de probar en algunas carreras de atletismo. Creo que se deben tender más puentes entre el triatlón y el atletismo, los triatletas deberían estar presentes en más careras. Yo quiero probar en un 1.0000 o un 5.000 en pista. ¿Dónde podré estar? Puede que en 13:15 o 13:30, no lo sé. El pasado verano entrené con Roman Curcieres que es internacional francés y me dijo que me veía con posibilidades de hacer una gran marca en 10.000".

 

 

Fuente: Trackandlife.fr

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress