Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 22 agosto 2017
El SoulCycle, una modalidad de Cyclo indoor con dosis de autoyuda, arrasa en Estados Unidos y 'amenaza' con llegar pronto a España

¿Por qué se está pagando hasta 4.000 dólares por una simple clase de spinning?

¿Una clase de spinning que cuesta  hasta 4.000 euros? Existe y hay bofetadas por conseguir plaza. Se trata de las clases de SoulCycle, una modalidad basada en el cyclo indoor que se ha extendido en Estados Unidos, que han enganchado a miles de personas y que 'amenaza' con llegar a España.

 

[Img #25230]

 

[Img #25235]

 

 

Se estima que una clase de 45 minutos puede llegar a costar entre 165 y 4.000 dólares según el centro y la calidad de la sesión. Pero, ¿por qué es tan caro y hay tanta gente que quiere practicarlo? Se comienza a conocer como 'el ciclismo para el alma'. Bajo el nombre SoulCycle se esconde todo un hito del deporte americano, la música motivacional y los instructores del fitness. Al tiempo que las piernas empujan el pedal a ritmo ascendente, la resistencia de la marcha aumenta en proporción al tiempo estimado de la clase. Debemos recordar que se trata de un ejercicio aeróbico que requiere de mucho esfuerzo y fondo corporal. Por ello, cada persona debe conocer su cuerpo y regular el ritmo de la clase a sus posibilidades.

 

 

 

 

El monitor es casi un 'líder religioso'

 

 

Según el entrenador personal Juan Rallo: “El aspecto emocional durante el propio pedaleo es el que da el nombre a esta disciplina y marca la mayor diferencia; el monitor no se queda en un simple monitor-animador subido en la bicicleta, el monitor es una especie de carismático ‘líder religioso’ que, desde el mismo centro de la clase, va animando a los deportistas con frases motivadoras  de todo tipo; es más, en momentos de máxima intensidad, sabe cómo sacar el mayor rendimiento de cada persona  incentivando, precisamente, esa motivación. La sensación de grupo, pero a la vez de intimidad, se ve reforzada con el uso de velas, que en estos estudios sustituyen a las típicas luces de discoteca que sueles encontrarte en las clases de los gimnasios convencionales. En cuanto a lo que se refiere al ejercicio físico en sí, a la parte exclusivamente deportiva, pocas novedades. El pedaleo tiene pocas diferencias con las clases clásicas. Tienen dos tipos de clases, la estándar, que dura 45 minutos y alguna un poco más fuerte de 60 minutos, con mayor intensidad. Por otro lado, en algunos momentos de la clase se pueden usar pequeñas pesas o bandas elásticas, pero eso ya se ha visto en muchos gimnasios”.

 

 

 

 Los instructores no son meros profesionales del fitness sino una especie de gurús (muchos de ellos provienen del mundo del espectáculo) que, según la literatura del movimiento, no se preocupan solo de de apuntalar los glúteos de sus pupilos sino también su autoestima y, a medida que aprietan las marchas de la bici estática van soltando una jerga de autoayuda diseñada para no ofender a nadie ni significar mucho.

 

 

 

 

 

 

3.500 dólares para tener reservada plaza

 

 

Pero solo eso no explicaría su éxito, que ha convertido en millonarias a las dos fundadoras que registraron el nombre en 2006, Elizabeth Cutler y Julie Rice. El furor probablemente tiene mucho que ver con algo tan básico como la oferta y la demanda. Uno no puede hacer algo tan normal, tan poco exclusivo como apuntarse a SoulCycle y asistir, pongamos, todos los martes y jueves a las 8.30. Las clases se compran por adelantado (a 32 dólares la clase de 45 minutos) pero únicamente puede reservarse una de las disputadas bicicletas a partir de cada lunes al mediodía y solo para la semana en curso. Las plazas vuelan en apenas segundos y quien se queda sin su dosis tiene dos opciones: apuntarse a la lista de espera, vagando frente a los gimnasios como alma en pena, esperando que alguien no se presente, o pagar el “paquete SuperSoul”, de 3.500 dólares, que da prioridad en la espera, incluye 50 clases y lo que llaman “servicio completo de consejería”. De esta manera los promotores se aseguran que, aunque el estilo se popularice, como el Pilates o el Bikram Yoga, decir que se practica SoulCycle no corre peligro de dejar de ser un símbolo de estatus.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress