Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Lunes, 7 agosto 2017
Ganó ayer el Ironman de Maastricht y se une al selecto grupo que iniciaron Maribel Blanco y Virginia Berasategui en Lanzarote y siguió Gurutze Frades en Vichy en 2015

...Y llegó Saleta Castro

...Y llegó Saleta Castro. La triatleta gallega se une al selecto grupo de triatletas españolas que han ganado una prueba Ironman, en el que hasta ayer estaban sólo Maribel Blanco (2002 y 2003) y Virginia Berasategui (2004 y 2005) con sus dos victorias en Lanzarote y Gurutze Frades en Vichy en 2015. El triunfo de ayer en el Ironman de Maastricht en 9:37.17 supone un claro paso adelante en la carrera de la deportista gallega, que tiene una enorme proyección.

 

 

[Img #24996]

 

 

Saleta Castro ha alcanzado su primera victoria en Ironman a los 29 años. Esta edad permite pensar que tiene un gran margen de mejora, ya que la madurez de los triatletas de larga distancia se sitúa por encima de los treinta años.

 

 

"Sabía que podía ganar"

 

 

En declaraciones a La Voz de Galicia, la triatleta comentó las sensaciones que vivió por el triunfo:  "Sabía que era posible ganar, pero que iba estar difícil porque, aunque éramos pocas chicas, hay que hacer un Ironman: todas las cosas tiene que salir bien, y las otras dos rivales a las que me enfrentaba, teniendo yo un mal día, sabía que podían estar muy cerca. Lo que no esperaba era estar ya en cabeza desde la bicicleta, porque hay una chica que anda más que yo en bici, y esperaba bajarme en segunda o tercera posición y hacer una buena maratón y [Img #24997]luchar por ganar. Pero, claro, me llevé la sorpresa de que fui toda la bici sola, primera, y tuve que controlar el ritmo porque ya dependía de mi maratón solo para ganar".

 

 

"Fue una carrera increíble. Lo estoy asimilando todavía ahora, porque fue muy sufrida. Los últimos diez kilómetros lo pasé muy mal, tuve muchos calambres y siempre tienes las dudas de si llegaré o no llegaré. Ni siquiera la creciente ventaja que sacaba a sus rivales más directas le servía para dejarse invadir por un momento de certeza: «No tenía muchas referencias; una gente me decía unos tiempos, otra otros, y al final iba un poco a ciegas. Decía: La verdad es que no sé cuánto tiempo tengo de margen. Si me pasa cualquier cosa, porque esto no deja de ser un Ironman y hasta que cruzas la línea de meta no se termina... Así que hasta el kilómetro 39 fui en tensión pensando que a lo mejor no llegaba por los calambres que tenía porque estaba perdiendo bastante tiempo. Pero al final sí que llevaba margen y pude disfrutar mucho el último kilómetro. Y otro sueño más cumplido", afirma la triatleta gallega.

 

[Img #25006]

 

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress