Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 2 agosto 2017
El sprinter australiano de 1,65 dio otra exhibición de su peculiar estilo en la Vuelta a Polonia

No diga espectáculo, diga Caled Ewan

Mide 1,65 y es puro espectáculo. El australiano Caled Ewan ganó ayer la etapa de la Vuelta a Polonia con su singular manera de acelerar para ganar etapas al sprint. Jamás se ha visto un sprinter como él, con tan poca altura y tanta potencia. Los gigantes no pueden superarle y supera a todos con una imagen heterodoxa muy alejada de los cánones del sprinter clásico.

 

 

 

 

 

En este sprint se puede ver claramente cómo coloca todo su cuerpo sobre el manillar en una posición imposible para sus rivales y así consigue su máxima potencia, nos e levanta del sillín apenas. Esta posición aerodinámica le permite acelerar sin necesidad de generar tantos vatios como los sprinters de mayor corpulencia y potencia.

 

 

[Img #24931]

 

Caled Ewan es puro espectáculo.

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress