Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 28 julio 2017
Se trata de la sudoración excesiva pero existen tratamientos y trucos para reducir su impacto

¿Sabes qué es la hiperhidrosis?

¿Sabes qué es la hiperhidrosis? Más conocida como la sudoración excesiva, es un problema que padecen un gran número de personas, y no exclusivamente deportistas. Generalmente, todos nosotros solemos sudar cuando practicamos mucho ejercicio, con la llegada de elevadas temperaturas, o cuando nuestro sistema nervioso activa las glándulas sudoríparas.

 



Y es que la hiperhidrosis viene originada por un fallo, localizado en el sistema nervioso simpático, que da lugar a que el propio organismo eleve la producción del sudor a cantidades que no se necesitan con el fin de regular la temperatura corporal. En otras palabras, se produce un exceso de transpiración, que se puede dar en diferentes zonas del cuerpo: manos, pies, axilas y rostro.

 

 

[Img #24879]

 

 

 

Afecta hasta a un 3% de la población

 

 


Físicamente la hiperhidrosis se produce por una hiperactividad de las glándulas sudoríparas que son las que expulsan las gotas de sudor, además suele afectar en zonas muy concretas del cuerpo como las manos, los pies o las axilas. En este caso se llama hiperhidrosis primaria o focal. Es un proceso bastante habitual [Img #24880](afecta entre el 1-3% de la población), aunque posiblemente no se consulta excesivamente dada la falta de eficacia de los tratamientos hasta ahora.

 

 


En la mayor parte de los casos, no se puede encontrar la causa y parece ser hereditario. Eso sí, si la sudoración tiene lugar como resultado de otra afección médica, se llama hiperhidrosis secundaria. La sudoración puede presentarse en todo el cuerpo o sólo en una zona.

 

 


En cuanto a los remedios que podemos utilizar para el exceso de sudoración existen naturales como los masajes con aceite de ciprés, el aceite de lavanda en axilas, pies y otras zonas de mayor sudoración. También las infusiones “astragalus” (veza lechosa).

 

 


Para pacientes de la hiperhidrosis existen varios tratamientos. A nivel tópico, se pueden usar antiperspirantes a base de sales de aluminio a diferentes concentraciones. Como tratamiento oral, existen unos fármacos llamados anticolinérgicos, betabloqueantes o benzodiacepinas, que actuarían sobre el el sistema nervioso autónomo.sistema nervioso autónomo.

 

 

[Img #24878]

 

 

 

El botox, muy efectivo

 

 


Otra alternativa son las infiltraciones subcutáneas de toxina botulínica (botox). El favorito a día de hoy, sobre todo a nivel axilar. Es un excelente tratamiento para la hiperhidrosis axilar y palmar. Sus principales inconvenientes radican en su precio, el dolor que provoca la infiltración, la necesidad de realizar entre dos y tres tratamientos al año, pues su duración es de 4 a 6 meses.


 


Sin embargo, para los deportistas una opción eficaz consiste en las camisetas técnicas. Al estar elaboradas con microfibras, poseen una gran capacidad de absorción y una alta conductividad térmica. Aunque no es el cien por cien eficaz, ya que no lo elimina del todo, un tejido como el algodón sí que permite reducirlo.

 


 

Con la práctica deportiva es común que todos nosotros sudemos por el calentamiento de los músculos, pero la hiperhidrosis también puede hacer acto de presencia durante el embarazo, con la ansiedad, la obesidad, la menopausia e incluso con enfermedades como el cáncer.

 

 


Algunos de los consejos para evitar que sudemos en

 

exceso quedan resumidos en:

 



-Ducharse dos veces al día.



-Evitar comer especias picantes y no beber alcohol o café. Estos alimentos tienen sustancias que estimulan la producción de sudor.



-Usar unos calcetines y un calzado poroso.



-Eliminar el vello axilar y tener el pelo corto.



-El mal olor se reducirá si empleamos un jabón líquido con clorhexidina cuando nos duchamos.



En resumen, establecer una buena higiene es importante para evitar que padezcamos la sudoración excesiva o la hiperhidrosis.

 

 

 

Fuentes: DDT, Eleconomista y vamosacorrer

¡Deje su comentario!
Normas de participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Diario del Triatlon • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress